Ceapa

Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado

CEAPA no validará con su presencia un congreso estatal sobre convivencia escolar que el Ministerio de Educación ha configurado de espaldas a la comunidad educativa para que no pudiera participar.


22 de Mayo de 2017

CEAPA no validará con su presencia un congreso estatal sobre convivencia escolar que el Ministerio de Educación ha configurado de espaldas a la comunidad educativa para que no pudiera participar.

CEAPA no asistirá al congreso estatal sobre convivencia escolar que el Ministerio de Educación ha organizado para los días 24, 25 y 26 de mayo en el Parador de Sigüenza (Guadalara), porque dicha organización se ha realizado de espaldas a la comunidad educativa de forma intencionada para que no participara.

La información oficial sobre su convocatoria, programa cerrado del mismo incluido, se recibió en CEAPA el pasado 10 de mayo. Pocos días antes el Ministerio de Educación difundió la información, cuando todo estaba ya más que decidido, incluyendo no solo quienes intervendrían sino incluso quienes asistirían. Así, cuando las entidades que forman parte del Consejo Escolar del Estado, entre ellas CEAPA, que a su vez forman parte del Observatorio Estatal por la Convivencia, tuvieron conocimiento de la existencia oficial del congreso, incluso algunas que intentaron inscribir a sus representantes no pudieron ya hacerlo por la vía establecida en la información publicada.

Sólo ante la petición de información a la que tuvo que hacer frente el Ministerio de Educación, así como el propio Consejo Escolar del Estado por parte de algunos consejeros y consejeras del mismo, los responsables de dicho evento tuvieron que abrir la posibilidad de asistencia de quienes mostraron su disconformidad con haber sido excluidos y su intención de querer asistir.

CEAPA no asistirá porque se niega a validar otra nueva cacicada de quienes gestionan el Ministerio de Educación en la actualidad. Pero, sobre todo porque si el no contar con la comunidad educativa en la organización de un congreso sobre convivencia escolar y, además, organizarlo de tal modo que solo mediante la queja se puede llegar a conseguir alguna plaza para asistir, no fuera ya bastante grave e inaceptable, aún lo es más que ninguna de las organizaciones representativas en el ámbito educativo vayan a tener la más mínima intervención como interlocutores dignos de ser escuchados por quienes asistan al congreso.

El Ministerio de Educación quiere un congreso que organiza solo y trata a los representantes de la comunidad educativa como meros espectadores pasivos a los que hay que contarles lo que según su visión no saben. Un ejemplo es suficiente, para hablar de la participación de las familias en la educación escolar para la mejora de la convivencia escolar, ningún representante de las familias ni del alumnado, en una mesa en la que alguna persona que la compone puede volver a repetir uno de sus insultantes discursos hacia las familias.

Otro paso más en el camino de demostrar día a día el desprecio de los actuales responsables de este Ministerio de Educación hacia la comunidad educativa y hacia el propio Consejo Escolar del Estado. Y eso que el Ministro no se cansa de decir que busca un pacto y consensos sobre educación. Pues, como bien expresa un dicho muy popular, “obras son amores y no buenas razones”. Hasta la fecha, las obras son contundentes y de ellas solo puede desprenderse que los responsables actuales del Ministerio de Educación, ni buscan pactos, ni quieren consensos, ni tienen ya la más mínima credibilidad.

Madrid, 22 de mayo de 2017