CEAPA exige respetar el tiempo libre del alumnado con unas vacaciones libres de deberes

Violencia sexual y consumo de sustancias en jóvenes
19 diciembre, 2019
Calendario de competencias clave 2020
1 enero, 2020

CEAPA exige respetar el tiempo libre del alumnado con unas vacaciones libres de deberes

Las familias de la Escuela Pública vuelven a plantar batalla a los deberes escolares. La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado lanza, un año más, la campaña ‘Stop Deberes’, con la que recuerda que en la escuela falta una asignatura, el tiempo libre del alumnado, un derecho que el colectivo llama a defender y respetar con unas vacaciones libres de tareas escolares en Navidad, pero también en el día a día lectivo.

CEAPA, que aglutina a 12.000 asociaciones de madres y padres de la Escuela Pública de toda España, activa por tercer año consecutivo esta campaña que, bajo el lema #StopDeberes y #Noalosdeberes, ha recibido un amplio respaldo de las familias, así como de las redes sociales en anteriores ediciones. La iniciativa nació en 2016 ante las numerosas quejas que recibe el movimiento de AMPA a causa de las tareas escolares, una “práctica obsoleta” que “roba tiempo de ocio a la infancia, compromete la conciliación familiar, ya que no todas las familias disponen de tiempo para supervisar el trabajo fuera del colegio, y aumenta la desigualdad social, entre otros problemas”, lamenta la Confederación

En esta ocasión, CEAPA ha editado un nuevo vídeo y un cartel que visibiliza las “jornadas maratonianas que los escolares dedican a los deberes en casa”, una sobrecarga que pasa factura al menor y resta tiempo de disfrute en familia, transformándose en un quebradero de cabeza para muchos hogares.

El exceso de deberes actual “invade cada vez más el tiempo familiar y llega a límites inaceptables”, denuncia el colectivo, para el que resulta “intolerable” que en Infantil la jornada pueda llegar a superar las 60 y 65 horas a la semana por estas tareas, una dinámica con la que “la sociedad impone a los menores lo que no toleramos como adultos sin reflexionar sobre sus posibles consecuencias”.

El movimiento de AMPA recalca que lejos de relacionarse con el éxito escolar, las tareas escolares representan, en gran medida, el fracaso de un sistema educativo que sobrecarga de deberes para intentar “afianzar” aprendizajes que no se están alcanzando adecuadamente en la escuela. Frente a esta tónica, las familias de la escuela pública abogan por que el proceso de enseñanza y aprendizaje se imparta dentro del horario escolar.

Un método pedagógico obsoleto

“Los deberes forman parte de la herencia dañina de un método pedagógico obsoleto basado en la memorización y en la repetición de contenidos, con lo que no contribuyen a fomentar el desarrollo integral de la persona”, defiende la presidenta del colectivo, Leticia Cardenal Salazar.

No hay que olvidar además “las desigualdades sociales que provocan”, puesto que el contexto socioeconómico y cultural condiciona que los estudiantes ejecuten mejor o peor sus tareas. Así, mientras algunas familias pueden dedicarles tiempo, recurrir a clases particulares o academias, otras carecen del nivel educativo y dinero para poder pagar esos apoyos, explica Cardenal. “Cuantos más hogares sientan la necesidad de recurrir a docentes particulares, más estará fracasando el sistema educativo reglado en el objetivo de garantizar la igualdad de oportunidades”, critica.

En palabras de CEAPA, aunque es positivo que los menores aprendan cuáles son sus obligaciones y las asuman, los deberes no son la herramienta idónea con este propósito, sobre todo, si se tiene en cuenta que la infancia necesita tiempo para realizar actividades deportivas, culturales o de esparcimiento, que también contribuyen a su desarrollo personal. Sin embargo, muchos escolares se quedan sin jugar y realizar otras actividades a causa de los deberes, denuncian las familias de la Escuela Pública.