CEAPA traslada sus demandas a los partidos políticos y pide que la educación “no sea un arma arrojadiza” tras las elecciones

premios CEAPA 2023
Los astronautas españoles Sara García y Pablo Álvarez reciben el Premio CEAPA 2023 por ser “un ejemplo inspirador” de la calidad de la educación pública
24 marzo, 2023

CEAPA traslada sus demandas a los partidos políticos y pide que la educación “no sea un arma arrojadiza” tras las elecciones

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) ha elaborado un informe que recoge las demandas de las familias de la escuela pública de cara a las próximas elecciones del 28M, “para defender una educación pública gratuita, inclusiva, laica, realmente democrática, participativa y de calidad para todo el alumnado”, señala María Capellán, presidenta de CEAPA. La Confederación pide a los partidos políticos que se presentan a las elecciones que la educación “no sea un arma arrojadiza entre unos y otros” y que “no cambiemos de leyes de educación dependiendo del color del partido que nos gobierne, porque necesitamos una ley educativa estable que respalde y dé seguridad al alumnado y a la comunidad educativa en general”.

Para conseguir estos objetivos, desde CEAPA han trasladado a los partidos políticas, entre otras, las siguientes demandas:

 

PACTO EDUCATIVO. Este debe de ser uno de los objetivos prioritarios de la nueva legislatura, porque es absolutamente necesario establecer las bases para iniciar una profunda renovación del sistema educativo. CEAPA reclama todos los recursos necesarios para combatir el retroceso que la educación pública ha sufrido en los últimos años. Un incremento de la inversión en educación pública permitirá mayores recursos en los centros, más profesorado de apoyo, mejores infraestructuras, incremento de los programas y una mejor respuesta educativa. Las políticas que las administraciones educativas desarrollen deben tener como objetivo prioritario frenar la privatización del sistema educativo, defendiendo el papel prioritario de la escuela pública y la subsidiariedad de la privada-concertada dentro del sistema educativo, que tienda a la paulatina y efectiva disminución de la concertación educativa y, en ningún caso, a su ampliación.

CEAPA defiende la gratuidad de la enseñanza obligatoria y la prohibición del cobro de cuotas encubiertas, pago de libros y materiales escolares. “Debemos acabar con las prácticas de copago y el hecho de que las AMPA deban cubrir gastos imprescindibles como consecuencia de que, en muchos casos, las administraciones no están transfiriendo dinero suficiente a los centros”, asegura la Confederación.

Ese pacto educativo también debería incluir una bajada de ratios para desmasificar las aulas, con una ratio máxima de 18 alumnos en Infantil, 20 en Primaria, y 25 en ESO, Bachillerato y ciclos formativos.

 

PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS. La Confederación recuerda que las administraciones educativas tienen la obligación de fomentar los cauces de participación de madres y padres del alumnado, así como promover su formación para que puedan ejercer su participación y puedan intervenir en el proceso de toma de decisiones para el control y gestión de los centros. Para ello es necesario garantizar las ayudas económicas y de todo tipo a las AMPA como principal cauce de participación de las familias en los centros y como interlocutoras sociales en todo lo referente al sistema educativo. Las demandas incluyen también una adaptación de los tiempos escolares y el calendario lectivo a las necesidades reales del alumnado en su proceso educativo, con ampliación de la permanencia del alumnado en sus instalaciones para la realización de actividades extraescolares de carácter voluntario. CEAPA vuelve a reclamar también la eliminación de los deberes como elemento que genera discriminación en función del nivel socioeconómico y cultural de la familia y no se relaciona con el éxito escolar.

 

COMPETENCIAS CURRICULARES Y EVALUACIÓN. CEAPA demanda, entre otras medidas, introducir en el currículum los valores democráticos, la solidaridad, la coeducación, la inclusión; que se transmita que la diversidad es riqueza y que prevenga el racismo, la xenofobia o el sexismo. Igualmente introducir desde infantil la educación afectivo-sexual y el buen uso de nuevas tecnologías de forma transversal. En el ámbito de la evaluación, CEAPA aboga por eliminar las notas numéricas y las calificaciones (Insuficiente, Suficiente, Bien, etc.) en Primaria, volviendo a las fórmulas de “Progresa adecuadamente” y “Necesita mejorar” como elemento favorecedor de la inclusión. Además de limitar la repetición de curso a situaciones excepcionales de carácter madurativo.

 

CAMBIO CLIMÁTICO. La lucha contra el cambio climático es la única medida que a largo plazo podrá paliar los efectos de las temperaturas extremas en nuestra salud y la de las generaciones futuras, por lo que CEAPA exige a las Administraciones que se tomen en serio este problema de primera magnitud. Los centros educativos públicos no están por lo general preparados para garantizar el desarrollo de su actividad cuando las temperaturas registran sus valores máximos o mínimos. Por eso, CEAPA propone una norma básica a nivel estatal que establezca requisitos de construcción y adecuación de las instalaciones educativas desde parámetros de protección del medio ambiente y eficiencia energética. Reclama, además, impulsar un Plan de Eficiencia Energética en los centros educativos de la red pública en todo el Estado.

 

EDUCACIÓN EN SALUD. El 41,3% de niños y niñas padecen obesidad o sobrepeso, según el último Informe Aladino sobre obesidad infantil. Por ello CEAPA reclama a las Administraciones que tomen medidas activas para combatir la epidemia de obesidad. Para mejorar la alimentación desde la infancia es imprescindible mejorar la calidad de los menús de los comedores escolares, un servicio donde, lamentablemente, prima la reducción de costes frente a cualquier otro aspecto. También exige la Confederación que desaparezcan productos no saludables de las máquinas de vending y las cafeterías de los centros de secundaria, así como la regulación de la publicidad de alimentos no saludables dirigida a la infancia.

Según datos de CEAPA, una de las mayores preocupaciones de las familias es el consumo de alcohol en menores y la ludopatía. Para frenarlo es fundamental una apuesta decidida de la Administración central para impulsar la educación para la salud y la educación emocional como parte fundamental del currículum desde la etapa de infantil.

La atención a menores con enfermedades crónicas en los centros educativos sigue siendo una prioridad para la correcta integración del alumnado. Por ello la CEAPA reivindica de nuevo la implantación de la enfermera/o escolar para atender al alumnado que precisa de actuaciones individualizadas, multidisciplinares y bien coordinadas.

 

El documento íntegro con todas las demandas trasladadas a los partidos políticos, a través de encuentros desarrollados por las distintas federaciones territoriales de CEAPA, puede consultar en este enlace.